Proceso de Impresión Botánica


El proceso de impresión botánica es apasionante por muchos motivos: conexión con la naturaleza, factor sorpresa respecto a los resultados, personalización de nuestra ropa y complementos, técnica respetuosa con el medio ambiente...
 Voy a explicar, a grandes rasgos, cómo es el proceso para obtener los pigmentos de la naturaleza.
Primero tenemos que detectar las plantas tintóreas que crecen a nuestro alrededor, el tiempo, la experiencia, y nuestro trabajo continuado, nos otorgará el dominio de todos los colores que nos ofrecen las diferentes especies

  

                          

 

 El día anterior al trabajo, tenemos que preparar las telas que vamos a imprimir o tintar, para que estén aptas a la recepción de los pigmentos y queden fijados los colores. Esta preparación se realiza aplicando un mordiente en caliente. Yo utilizo la piedra de alumbre, se obtienen colores brillantes y la fijación del color es muy buena. Para la lana y seda, además agrego  Cremor Tártaro. Dejo sumergidas las telas toda una noche.

Al día siguiente, una vez obtenidas nuestras especies botánicas, se extiende la tela en una mesa y hacemos la composición vegetal, atendiendo a formas y colores.

Cuando hayamos conseguido la disposición deseada, enrollamos la tela. Yo lo suelo hacer en un palo de madera o de metal, sobre todo cobre, que también aporta material tintóreo a nuestro trabajo.

Ahora es cuando vamos a  someter a cocción durante hora y media el rollo de tela, que puede ser al vapor o sumergiéndolo en agua. 

Una vez pasado el tiempo de cocción, dejamos enfriar y desenrollamos. Aquí es donde nuestras emociones se agitarán al máximo al ver los resultados.

Tendemos a la sombra y dejamos que seque. Yo prefiero dejar las telas tres días para que los colores sean más estables. Después enjuagamos y dejamos secar de nuevo.

El último paso es planchar nuestra pieza al vapor, lo que contribuirá a fijar todavía más los colores

          

 Esta descripción es para dar a conocer los pasos a dar en la realización de un trabajo de impresión botánica. 

Cuando te sumerges en esta técnica, existen muchos detalles que se van conociendo con la práctica: cómo variar los colores con diferentes mordientes, aislamiento del color, composiciones geométricas, formas más o menos definidas...

Esperamos que os haya gustado esta técnica y os enamoréis tanto como nosotros de los colores que nos brinda la naturaleza que nos rodea.